en-México vive la peor crisis de derechos humanos: Centro Prodh

24/08/2018

"En efecto vivimos la peor crisis de vigencia de derechos humanos en nuestro México contemporáneo, no hay duda de eso, tenemos un esquema de factores que así lo condensan. Además, para finalizar el sexenio nos encontramos en un momento complicado ya que nuestra nación se encuentra adolorida, ensangrentada y con una prevalencia impunidad", argumentó el Mtro. Mario Patrón, director del Centro Prodh.

Lo anterior durante su ponencia en la apertura del Diplomado "Atención a Víctimas de Violencias y Catástrofes", que se llevó a cabo en las instalaciones del Museo Memoria y Tolerancia (MMyT), en coordinación con la Mtra. Alejandra González Marín y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Prodh), y la Dirección de Educación Continua (DEC) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

El eje del diplomado implica una apuesta de la Ibero por hacer visible y atender a las víctimas, además de un compromiso con su resistencia y lucha, ya que "aproximadamente contamos con 34 millones de víctimas de la violencia, de desaparición forzada, así como los familiares de víctimas de desplazamiento forzado interno, de víctimas de la violencia social con la migración de la infancia huérfana como consecuencia de la violencia, entre otras".

En este orden de ideas, el Mtro. Mario Patrón, director del Centro Prodh, agregó que esta cifra (34 millones de víctimas), se vincula con "regiones del país que están perdidas, aislados o que se hallan bajo el dominio del crimen organizado y permea en la mayoría de las ocasiones en la institucionalidad del estado que se percibe en esos lugares como inexistente o que existe, pero trabaja para los diferentes grupos delictivos. Así se entiende Ayotzinapa, San Fernando, Caderita, damnificados del 19 de septiembre del año pasado y así podríamos seguir con muchos y muchos ejemplos".

"Hablamos de un país en donde tenemos una impunidad generalizada, en el cual 1 de cada 10 delitos denunciados acceden a la verdad y a justicia, es decir ese es el nivel de abandono de las víctimas y estamos hablando de un México que vive una corrupción generalizada en distintos ámbitos como son: economía, política, social, infraestructura, tráfico de influencias, y por si fuera poco un contexto de violaciones graves de los Derechos Humanos que se viven de manera sistemática, es decir torturas que se siguen aplicando como método de investigación, desapariciones forzadas, ejecuciones arbitrarias, y si sumamos estos cuatro factores hacemos un coctel que decanta justo en la realidad que hoy viven las víctimas, una condición de vulnerabilidad, de indefensión extrema y que cuando acuden a las instancias correspondientes la respuesta que obtienen en el mejor de los casos es la omisión y en el peor de los casos es el continuum de violencia y la re victimización. Por ello se coincidió en que es de suma importancia la construcción y la interacción del diplomado de Atención a Víctimas de Violencias y Catástrofes".

La fecha sobre el inicio del diplomado no fue casualidad pues "es realmente un privilegio que el diplomado arranque en este momento del año, hoy se conmemora un año del sismo del 19 de septiembre, que viene precedido de un trabajo de memoria y de verdad del sismo del 85 que creo factores organizativos, movimientos sociales a partir de la capacidad de respuesta. Estamos a unos cuantos días para que el miércoles de la próxima semana, 26 de septiembre, se conmemoren 4 años de Ayotzinapa, un caso representativo que da cuenta y hace que emerja este México adolorido, ensangrentado e inconforme. Vamos a despedir un gobierno que construyo un montaje histórico para encubrir seguramente muchos, muchos intereses ajenos a la verdad. Y estamos también a unos cuantos días de la conmemoración del 50 aniversario del 2 de octubre mucho, realmente lo que estos tres símbolos de fechas nos demuestran es el reto de construir verdad y memoria, y no pueden existir estos sino hay organicidad social".

"Digamos que «las buenas noticias» que nos han dejado los últimos 12 años de guerra fallida contra el crimen organizado es un movimiento emergente de víctimas, principalmente de víctimas de la desaparición forzada y familiares que buscan a sus seres queridos desaparecidos, y es en estos sucesos en los que hay que poner el énfasis si queremos construir en nuestro país un antes y un después, por eso es que hay que poner justo en el centro a las víctimas como ya decía el Mtro. Randolfo González, Director de Educación Continua, «Las víctimas deben estar al centro y en el corazón de toda la gestión privada y gubernamental, porque les debemos justicia, visibilidad, respeto y bienestar»".

"En medio de la conmemoración del 19S, del aniversario de Ayotzinapa y de los 50 años del 2 de octubre, tenemos un momento político inédito de alternancia con el primer partido que se autodenomina de izquierda llegando a la presidencia, en donde por lo menos empieza a haber un fraseo interesante de construcción distinta a las narrativas bélicas. Un discurso de pacificación, aunque hay que darle contenido, es un cambio de perspectiva que no es cualquier cosa y ojalá a partir de este periodo político de alternancia, se generen oportunidades en primera instancia para las víctimas del país".

"La clave a lo que invoca este diplomado es a poner en el centro a las víctimas, cuando yo preguntaba el perfil de quienes se inscribieron al diplomado, me encantó conocer que hay personas que vienen de la academia, estudiantes, periodistas, algunos algunas incluso de instituciones públicas, lo cual deja ver la preocupación y la ocupación que quieren tener las instituciones del Estado que tienen un mandato y una obligación de garantes de derechos, pero también tiene que ver con muchas otras dimensiones de la sociedad en su conjunto de la cual todas y todos formamos parte".

Finalmente, Mario Patrón, director del Centro Prodh, externó: "La complicidad de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México me parece que no es cualquier cosa, extiendo mi agradecimiento y desde luego reconocer al Museo Memoria y Tolerancia por este, y los próximos diplomados que vendrán".

Por: Diego Miguel Ángel Rivera Mares, Responsable de Investigación de tendencias y mercados de Educación Continua de la IBERO