en- IBERO agradece contribuir con proyectos de la Unión de Cooperativas Tosepan

20/02/2021

Acompañó a la Tosepan en el 'Diplomado Plan de Vida' y la 'Iniciativa Tayolchikawalis'

Autoridades universitarias enviaron mensajes de felicitación a la Tosepan, por sus 44 años de existencia.


La Universidad Iberoamericana Ciudad de México está muy agradecida de haber podido contribuir con dos proyectos de la Unión de Cooperativas Tosepan, organización que desde hace 44 años "nos ha cimbrado en el corazón y nos ha hecho soñar con un mundo más feliz para todos y todas", dijo la Lic. Adriana de la Peza Vignau, coordinadora general del Centro de Inversión Social de la IBERO.

La licenciada mencionó lo anterior al participar, de manera presencial, en el acto conmemorativo que se realizó en Cuetzalan del Progreso, Puebla, para celebrar un aniversario más de la constitución de la Sociedad Cooperativa Agropecuaria Regional Tosepan Titataniske, lo que marcó el surgimiento de este movimiento cooperativo indígena, "que a más de cuatro décadas nos mantiene unidas y unidos en acción, con el anhelo de construir nuestros proyectos de vida buena", destacó Leonardo Durán Olguín, representante de la Tosepan.

En dicha asamblea comunitaria se presentaron los resultados de las dos acciones que a últimas fechas la Unión ha construido con la Universidad: el 'Diplomado Plan de Vida', capacitación formulada desde la Tosepan bajo su estrategia Inclusión de Jóvenes a la Economía Social y Solidaria; y la 'Iniciativa Tayolchikawalis', que emergió desde este movimiento cooperativo para reaccionar ante la contingencia sanitaria del COVID-19 y que se reforzó con importantes contribuciones de la IBERO, con aportaciones de su proyecto #IberoFrentealCOVID-19, y la gestión en la convocatoria Redes Horizontales del Conocimiento del CONACYT.

En el diplomado, construido desde los saberes de la Tosepan, las y los académicos de la Iberoamericana, universidad jesuita de la Ciudad México, fungieron sólo como acompañantes de este proceso, para que el programa formativo pudiera sumar otras experiencias y en sus contenidos estuviera presente "el sueño de una vida dentro de la economía social y solidaria, que busca cuidar nuestro territorio, cuidarlo para quienes estamos y para quienes vienen en otra generación", precisó De la Peza.

Junto con Adriana, otras autoridades y docentes de la Universidad enviaron mensajes, virtuales, a las y los integrantes de la Tosepan. El Mtro. Jorge Meza Aguilar, director general de Vinculación Universitaria, felicitó a las alumnas y alumnos que concluyeron el diplomado y a los promotores y promotoras de la salud de la Iniciativa Tayolchikawalis.

Para los académicos(as) de la Iberoamericana ha sido un honor y orgullo poder compartir lo que saben con la gente de la Tosepan, y también "aprender de toda esa sabiduría que tienen", dijo Meza, quien espera que con el diplomado y la iniciativa "podamos contribuir a mejorar la calidad de vida en todas las comunidades".

En tanto que en la Universidad han aprendido de la Tosepan a creer que otros futuros son posibles. "Para nosotros, ustedes son un claro ejemplo de que podemos construir, academia, tercer sector y las comunidades, otras formas de vivir, más respetadas, más enamoradas del medio ambiente, con mucho mayor fraternidad y solidaridad".

El Mtro. Randolfo González de la Mora, director de Educación Continua, mencionó que, con el diplomado, más que ayudar o enseñar a las personas de la cooperativa, la gente de la IBERO ha podido colaborar y aprender de ellas, "porque lo que hace Tosepan con este diplomado es precisamente apostarle a darle continuidad a su proyecto como cooperativistas, a fortalecer la defensa de la Tierra desde la tierra".

Destacó que el Diplomado Plan de Vida se enmarca en la línea de importantes programas que ha generado la IBERO en términos de incidencia y de vinculación social y, en concreto, "nos genera un fuerte arraigo y cariño, porque si no defendemos la Tierra, si no defendemos la Casa Común... cada vez vamos a estar precipitándonos a lo que estamos viviendo hoy, una crisis civilizatoria que nos mantiene postrados en la insalubridad y en la depredación".

Si bien la DEC brindó un acompañamiento académico, para sentar las bases de algunos procesos administrativos y legales, "sobre todo hemos aprendido de sus ganas de resistir y de transmitir su información y sus formas de trabajo, sus operaciones y su sabiduría".

El Dr. Isidro Soloaga, académico del Departamento de Economía que formó parte el equipo de la IBERO que validó el diplomado, mencionó que el reconocimiento de estudios del mismo "no fue una cosa desde alguien que sabe, de alguien que dice yo voy a aprobar una cosa que ustedes están haciendo. Para nosotros fue más un diálogo de saberes, un compartir conocimientos".

Soloaga cree además que esta experiencia fue el primer paso para que la Tosepan siga colaborando con el grupo Territorio y Bienestar de la IBERO, del cual forma parte el propio Isidro y otros/as docentes e investigadores de diferentes departamentos académicos. "Estamos elaborando una Maestría en Estudios Territoriales, y pensamos en ustedes, en su zona, en su experiencia, como un lugar para ir a aprender, para poder dialogar con los actores y los agentes locales y las personas que día a día llevan adelante esta agenda".

Al participar en la validación del diplomado, durante meses de colaboración, "fue admirable ver cómo este espacio virtual lo convirtieron (las personas de Tosepan) en realidad en una comunidad de aprendizaje, teniendo una educación colaborativa y pertinente para el propio contexto y el propio territorio", resaltó la Dra. Silvia Muñoz Ortiz, académica del Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria (CIIESS).

"Sentí mucha admiración también por ver cómo los conceptos de la economía social y solidaria los significaron para sus propios intereses y su propio contexto. Eso es muy valioso, porque a veces no se trata sólo de replicar conocimientos, sino de apropiárselos, y en esto fue muy acertado el diplomado".

Consideró que tras cursar el diplomado, las y los graduados podrán fortalecer su proyecto de vida dentro de la Unión de Cooperativas Tosepan, quienes, además, representan "un montón de semillas" que podrán dar frutos para construir un mejor futuro.

Luego de felicitar a la Unión de Cooperativas Tosepan por sus 44 años de trabajo comprometido, la Dra. Marisol Silva Laya, directora de la División de Investigación y Posgrado (DINVP), dijo que en la IBERO "nos sentimos también beneficiarios, en alguna medida, por la enseñanza que nos dan, la esperanza sobre cómo hacer mejor las cosas desde la base, desde las comunidades".

Reconoció que fue un verdadero gusto contar con la participación de la Tosepan en los proyectos de #IBEROFrentealCOVID-19 (a través de la Iniciativa Tayolchikawalis), porque esta convocatoria tiene el interés de salir de la Universidad para poder involucrarse con las problemáticas que viven las comunidades y con las soluciones que brotan de las mismas. En este sentido, "este proyecto ha sido realmente ejemplar, por la vinculación de la academia con las comunidades, para construir posibilidades y alternativas de hacer frente a los efectos de la pandemia".

Añadió, para concluir, que en la DINVP se mantiene el compromiso de continuar generando conocimiento y transformación, y de seguir adelante con este tipo de alianzas academia-comunidad, que son fundamentales "para lograr las transformaciones que todos pensamos que necesitamos como sociedad".

Pedro Rendón/ICM