en-El reto de la comunicación política para este 2021

09/03/2021

Ningún otro año había causado tanta expectativa de futuro como el 2021, puesto que marcará el inicio del fin de una de las más grandes encrucijadas de la humanidad en los últimos tiempos: el surgimiento del coronavirus SARS-COV-2.

La pandemia del coronavirus supone una emergencia global de un grado incomparablemente superior al del año pasado, merece tener en cuenta la ayuda que puedan aportar otras formas y herramientas que faciliten la marcha hacia un mundo distinto, más allá del estricto saber biomédico, y que nos permitan afrontar mejor lo que nos espera, lo que deseamos como civilización.

Para México, una de esas fuentes, sin duda, es la comunicación política cuya arquitectura personal e institucional puede estar construida con una visión amplia e integral sobre la lógica de grandes principios, y pensando en el bien común que nos debería unir. No debemos perder de vista que es un año sumamente importante para nuestro país. Tomando en cuenta que el próximo domingo 6 de junio se elegirán más de 20 mil cargos federales y estatales en los 32 estados.

Así fue como lo dio a conocer el Instituto Nacional Electoral (INE) en su página, donde señaló que se renovará en su totalidad la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 congresos locales, y los mil 900 ayuntamientos y juntas municipales. Es en este punto donde entra la comunicación política, pues debemos prestar mucha atención a las redes sociales, la comunicación en línea, el trabajo a distancia, la imagen pública y los medios de comunicación.

Aquí surge la interrogante: ¿La comunicación política sólo se aplica en procesos electorales? La respuesta puede presentar diferentes matices dependiendo el lugar y el momento, pero se puede argumentar con certeza que eso es incorrecto, debido a que esta ligada en buena forma a la imagen pública, la cual debe ser cuidada, cultivada, reforzada y/o construida con una adecuada preparación que además contribuya al desarrollo de una sociedad democrática, incluyente y solidaria.

Por tanto, su aplicación y diseño se ha pensado para personas que ocupan o pretenden ocupar espacios clave de representación, así como quienes desean ser ratificadas o electas en el proceso electoral en puerta, o bien, que pretenden prevalecer en cargos dentro de la administración pública, empresas u organizaciones de la sociedad civil.

Es necesario subrayar que, ya no basta sólo con tener buena comunicación con las personas que nos rodean o con quienes trabajamos, o con la ciudadanía, eso ya no es suficiente, ahora se busca ser estratégicos y asertivos con lo que comunicamos, necesitamos agudizar nuestros oídos para escuchar y facilitar el diálogo, ya que de esta forma es más seguro fomentar el conocimiento y conocer y entender las diferentes realidades a las que se enfrentan las personas.

Esto es un buen indicio, porque nos permitirá, mediante la comunicación política, presentar respuestas y acciones reales a las necesidades, además es una herramienta que nos permite, de cierta forma, modificar en el mejor de los casos, la percepción que se puede llegar a tener de quien está informando o comunicando su discurso.

¿Sabías que la comunicación política se puede aplicar en tu empresa?, ¿Quieres conocer más de este tema? Te dejo el siguiente Link para su consulta.

Mtro. Jesús González Alcántara, Coordinador del curso de Comunicación política asertiva de Diplomados IBERO