¿Aún lo sigues pensando?

La repentina adaptación que hemos tenido a la nueva realidad nos ha dado la oportunidad de aprovechar de mejor manera nuestro tiempo, esto no sólo en cuestión compartir más con nuestros seres queridos, sino que, además, nos permite realizar ciertas actividades que nos ayuden a adquirir nuevas habilidades.


Este nuevo contexto ha obligado a las empresas, escuelas y pequeños negocios adaptarse a nuevos modelos de búsqueda y oferta de herramientas y conocimientos emergentes, lo cual es un punto a nuestro favor para lograr nuevos retos y seguir avanzando. Por ello, aquí te mostramos algunas de las ventajas más evidentes que tiene el regresar a los estudios:

  • Innovación: Una de las principales ventajas es la profundidad con la que puedes adentrarte en temas de vanguardia y nuevas herramientas, es indispensable no sólo para el trabajo, si no para el día a día. Un diplomado o curso, por ejemplo, se mantiene en constante actualización, lo cual, ayuda a estar vigente.
  • El tiempo: La duración de muchos programas en menor a la de una carrera o maestría, lo que se traduce en poco tiempo, pero con grandes resultados.
  • Relaciones empresariales: Al conocer personas con el mismo objetivo, ya sea presencial o a distancia, generas una empatía, que a su vez permite ampliar tu red de contactos, e incluso puede llegar a surgir una asociación en conjunto.
  • Ser multidisciplinario(a): Una de las mayores funcionalidades es que además de actualizarte en temas profesionales, te permite acceder a otro tipo de áreas completamente diferentes, y que nunca te hubieras imaginado.
  • Vas un escalón más arriba, ya que mejoras tu productividad, mejora tu actitud ante diversas situaciones, lo cual ayuda en el ambiente de trabajo y por supuesto, aumentas el prestigio de tu empresa o negocio.


5 de cada 10 mexicanos han participado en algún programa o curso de capacitación, lo que les permitió mejorar sus habilidades empresariales. (1)


Tomando en cuenta todo lo anterior, la adquisición de diferentes competencias y habilidades se ha vuelto una necesidad para la vida personal y laboral ante la gran competitividad que existe. Además, impacta de manera favorable en el currículum y en la visibilidad de tu marca personal. Recuerda, mantenerse preparado no sólo es cosa de "la gente joven", seguir aprendiendo es formarte para la vida. 


Dirección de Educación Continua para BEING Magazine, septiembre.